viernes, 11 de febrero de 2011

Camino de Santiago. De Ventas del Narón a Melide (Galicia)

Standard

En la etapa anterior llegamos a Ventas de Narón procedentes de Portomarín. En esta etapa recorrimos aproximadamente unos 27 km. Salimos temprado de Vendas del Narón. Todavía estaba oscuro y el viento soplaba muy fuerte. La ruta hasta Palas de Rei pasa por A Previsa, Lameiros, Ligonde, Eirexe, Portos y Lestedo.

Destacar que el tramo Ligonde-Palas de Rei estuvo protegido, desde 1184 y durante siglos, por los caballeros de la Orden de Santiago.

El camino se nos hizo muy corto y llegamos a Palas de Rei a las 11 de la mañana. Aprovechamos para buscar un cajero automático y sacar un poco de efectivo. Después proseguimos por Campo dos Romeiros, San Xulián do Camiño, O Mato, Casanova, Porto de Bois y Couto, primera aldea del tramo dentro de la provincia de A Coruña.

Continuamos por Leboeiro donde a pie de camino se encuentra la iglesia de Santa María de O Leboreiro de estilo románico de transición, de una sola nave y ábside circular. Destacar que esta iglesia ha sido seleccionada como bien patrimonial de referencia para su inclusión en el programa “Hitos del Camino”, que desarrolla conjuntamente con las restantes comunidades autónomas por la que discurre el Camino de Santiago.



Seguimos por Disicabo, Furelos para llegar, finalmente a Melide. Tras Furelos cruzamos el río por un puente medieval de 4 arcos para entrar en la zona urbana de Melide.


Melide es la primera población destacada de la provincia de A Coruña y dispone de bastantes servicios. Nosotros nos alojamos en la Pensión Continente. Vimos su cartel al llegar a la entrada de la ciudad en pleno camino y fuimos siguiendo las indicaciones.

Tras una buena ducha decidimos hacer tiempo hasta la hora de cenar y visitamos la Praza do Convento donde se encuentra la iglesia de Sancti Spiritus, antiguo convento franciscano fundado en el siglo XIV. En su interior destaca su retablo barroco del siglo XVII y su bóveda ojival.


Para recuperar fuerzas nos dirigimos a una de sus múltiples pulperias donde se prepara el pulpo á feira (a la gallega). Comer el pulpo en Melide es una de las exigencias que ha de cumplir el caminante a Santiago. Se elabora cocido en salmuera y en olla de cobre. A pesar de estar situada en el interior, no es raro encontrar vinculado el nombre de Melide a la cita con el mejor pulpo del camino.

0 comentaris: