jueves, 10 de mayo de 2012

Camino de Santiago. De Logroño a Ventosa (La Rioja)

Standard

Regresamos otra vez al Camino de Santiago. Anteriormente recorrimos el tramo del camino francés que va de Saint Jean Pied de Port a Logroño.

Llegamos a Logroño en tren, aproximadamente a media mañana. El objetivo de la primera jornada era realizar la etapa de Logroño a Ventosa con un total de 18 km.

Situados en la estación de tren de Logroño salimos hacia la Gran Vía para girar, a continuación, a la izquierda. Continuamos recto hasta encontrar una fuente en el centro de la calle con un conjunto de estatuas a su alrededor. Pasado este punto encontramos las primeras marcas amarillas del Camino. La previsión meteorológica no falló y tuvimos lluvia y viento durante todo el día.


Dejamos atrás Logroño por un camino peatonal y para ciclistas que sube hasta el parque de La Grajera. Allí hay un pantano, una zona recreativa y el restaurante La cabaña del tío Juarvi, un buen lugar para hacer un stop y recuperar fuerzas. Su terraza tiene unas vistas fabulosas del pantano. Cuarenta y cinco minutos después seguimos hacia Navarrete.

Pantano de La Grajera

La cabaña del tío Juarvi

Pronto llegamos al Alto de la Grajera donde hay una gran cruz. Por este tramo de camino que sigue la autovía hay muchas cruces de madera hechas por los peregrinos y situadas en la valla protectora.


Alto de la Grajera

Navarrete se encuentra sobre una colina. Sabremos que llegamos por el gran toro de Osborne situado poco antes de este pueblo. Navarrete es conocido por sus vinos y por la alfarería. En la entrada, y junto al camino, hay las ruinas del hospital de peregrinos de San Juan de Acre. El camino pasa por su casco histórico donde encontramos la iglesia gótica de la Asunción (s XVII). Ya en los límites de esta localidad pasamos por su cementerio donde hay la portada del hospital de San Juan de Acre. En sus capiteles hay escenas con peregrinos.


Nuestro final de etapa fue Ventosa. Para llegar seguiremos por una pista de tierra que va paralela a la autovía. Nos alojamos en el albergue privado de San Saturnino.


En este pequeño pueblo podéis visitar la iglesia de San Saturnino. Para comer os recomiendo el bar del pueblo, ¡las raciones son generosas y están deliciosas!


Aquí podéis ver las fotos que realizamos durante esta etapa.


0 comentaris: