sábado, 30 de enero de 2016

La oruga procesionaria del pino en la montaña de Montjuïc (Barcelona)

Standard

Hace pocos días subimos a pasear por a montaña de Montjuïc (Barcelona). En la vertiente sur de esta montaña se encuentra el Mirador del Migdia. Esta zona verde esta formada por pinos blancos (Pinus halepensis), pinos piñoneros (Pinus pinea), encinas (Quercus ilex) y cipreses (Cupressus sempervirens). Un entorno perfecto para la proliferación de la oruga de la procesionaria (Thaumetopoea pityocampa). Muy cerca del mirador encontramos una procesión de estas orugas.


Las orugas, bajan de los nidos y recorren el suelo en búsqueda de un lugar en el que enterrarse para hacer una crisálida y romperla, meses después, ya convertidas en mariposa. Una oruga hembra es la que encabeza la procesión en busca de la mejor zona.


El clima es el factor fundamental: la larva de procesionaria no sobrevive por debajo de los 12 grados bajo cero y necesita que durante el día la temperatura en su nido supere los 9 grados y por la noche la ambiental no caiga por debajo de los 0 grados.

Las orugas de las procesionarias tienen su cuerpo cubierto de largos pelos, que son urticantes. No es necesario el contacto directo, cuando se sienten amenazadas pueden lanzarlos al aire generando irritaciones y alergias.

0 comentaris: