lunes, 18 de julio de 2016

Del Santuari de Núria a Ribes de Freser

Standard

El Santuari de Núria, situado a 2.000 metros de altitud, es accesible por medio de un tren cremallera o bien siguiendo alguno de los caminos de montaña que llegan a Núria. En esta ocasión subimos al santuario con el cremallera y bajamos a pie hasta Ribes de Freser, pasando por Queralbs, siguiendo del Camí Vell, por la variante del Roc del Dui.


Powered by Wikiloc


Empezamos la excursión en la estación del cremallera y seguimos por el camino que hacían los antiguos peregrinos para subir al santuario. En pocos minutos llegamos a la Creu d'en Riba, desde dónde se tiene una magnífica panorámica del todo el valle de Núria, con el estanque artificial y el santuario al fondo. A continuación, el sendero empieza a descender hasta llegar al Pla de Sallent.


Durante este tramo de la ruta encontramos uno de los símbolos del Valle de Núria. Se trata de la flor conocida como lirio de los Pirineos (Lilium pyrenaicum). En cada planta, que puede sobrepasar el metro de altura, crecen 12 flores de un intenso color amarillo.

Pasamos por debajo de la vía del cremallera y seguimos el recorrido. Llegamos a la balma de Sant Pere, desde dónde se puede ver una espectacular cascada. Al cabo de un rato pasamos el Salt del Sastre y empezamos un descenso en forma de acusado zig-zag por la zona conocida como les Marrades.


Más abajo, aparece el desvío del Roc del Dui que nos permite cruzar al otro lado de la garganta de Núria hasta llegar al refugi de Fontalba. Seguimos el trayecto, subiendo por unas escaleras que nos conducirían al tramo utilizado por el antiguo cremallera. El camino pasa por el Oratori de Corbell y enlaza de nuevo, más abajo, con el Camí Vell en la Tartera de Corbell.  Seguimos hasta Queralbs.


Al llegar a Queralbs tuvimos que replantearnos la ruta porque era bastante tarde. Seguir hasta Ribes por el sendero de montaña añadiría unas tres horas y la noche se nos tiraría encima. Por este motivo, decidimos llegar a Ribes siguiendo la carretera. Analizando la foto del satélite vimos que los primeros kilómetros dan un gran rodeo, por lo que buscamos una forma de acortar la ruta.

Desde el aparcamiento de la estación del cremallera de Queralbs parte un pequeño sendero que baja a la carretera y ahorra unos cuántos kilómetros. Al principio, el camino no se distingue y bajamos campo a través hasta llegar al límite de un pequeño bosque. Allí vimos claramente el trazado de un sendero que baja hasta la carretera. Una vez allí, seguimos por el arcén. Son poco más de cuatro kilómetros hasta Ribes de Freser.


Terminamos esta entrada con el áxlbum de fotos de esta ruta.

0 comentaris: