viernes, 29 de enero de 2016

De Sant Quirze de Besora a Ripoll

Standard

Continuamos nuestra ruta por el río Ter. Semanas atrás llegamos a Sant Quirze de Besora procedentes de Torelló. En esta jornada regresamos a Sant Quirze en tren para andar el tramo hasta Ripoll. El relieve de la zona está marcado por la transición entre el llano de Vic y la montaña pirenaica.



Salimos de la estación de Sant Quirze de Besora y subimos por la pista asfaltada hasta el castillo de Montesquiu (GR-210). Delante de la caseta del guarda, nos desviamos de la pista principal y tomamos un camino hacia la derecha en dirección a la Farga de Bebié.


Castillo de Montesquiu 

Bajamos hacia los Quintans de la Solana. Cuando llegamos al serrat de Montesquiu tenemos una vista aérea de la hondonada del Ter. Pasamos por la font de les Planeses y cruzamos el rec de la Font para hacer frente a un tramo de subida notable por el serrat de la Ginesta o de l'Horta. Más adelante cruzamos por el vecindario del Solell, adjunto a la antigua colonia textil de la Farga de Bebié.

Font de les Planeses

Colonia textil de la Farga de Bebié

Llegamos a la colonia textil de la Farga de Bebié, que construyó el suizo Edmund Bebié a finales del siglo XIX. El camino nos lleva delante de la estación de tren. Después, bajamos hasta una explanada ajardinada que tenía varios usos (zona deportiva y de recreo). Seguidamente, pasamos bajo las vías dejando la ermita de la Mare de Déu del Carme a nuestra izquierda. Cruzamos el pont de l'Entrada y continuamos por la carretera N-152 unos metros.


Pasado el revolt de la Farga encontramos unas escaleras, a la derecha, que bajan hacia el río. Cruzaremos el Ter por el puente de hierro de las vías del tren.

No os preocupéis, este puente dispone de un paso para peatones que queda separado de las vías por una barandilla.


Tras cruzar el puente, bajamos por unas escaleras (a la derecha) y continuamos por un pequeño sendero que avanza a través de las antiguas casetas del guarda y un prado herboso. Enseguida, el camino sube por un bosque hasta el mas y la ermita de Sant Moí.

La ermita de Sant Moí es del siglo XIX y pertenece al municipio de Santa Maria de Besora. Está al lado de la derruida masía de Can Moí.

Mas y la ermita de Sant Moí

Dejamos atrás la ermita y seguimos por la pista hasta encontrar una cuesta de roca blanca. En este punto tomamos el sendero de la izquierda. Nos encontramos en la zona oeste de la serra de BufadorsEl sendero nos sitúa en la orilla del torrent de Llaés que no hará falta cruzar. 


Torrent de Llaés

Vamos cogiendo altura por la serra de Monsull dejando, a nuestra izquierda, la riera de Vallfogona. Después de una buena subida, alcanzamos una pista bastante ancha por la que continuamos la ruta. El camino va perdiendo altura hasta cruzar la riera de Vallfogona. Sin descanso alguno, volvemos a subir hasta llegar al coll de Maranyic donde encontramos hasta cuatro posibles caminos a seguir.


Seguimos en la misma dirección por la que veníamos y bajamos hacia el Ter. Cuando llegamos a la torrentada del Poncet, cruzamos por debajo de las vías y continuamos por orilla del río.

Caminamos junto al Ter y las vías del tren durante bastante rato. Pasamos cerca de la esclusa de La Corba y continuamos hacia la colonia Santa Maria, Aquí, el camino atraviesa uno de los edificios por un "túnel". Cuando estamos al otro lado, nos dirigimos hacia un paso bajo las vías que nos llevará a cruzar el Ter por un puente.

Colonia Santa Maria

En el último tramo de esta ruta continuamos por un camino que avanza encajonado entre la carretera, que queda a la izquierda, y el río, que queda a la derecha. Seguiremos en esta dirección hasta llegar a Ripoll donde finalizamos delante de la estación de tren.

0 comentaris: