sábado, 10 de diciembre de 2016

Observando lobos en la Sierra de la Culebra

Standard

La Sierra de la Culebra está situada en el noroeste de Zamora (Castilla y León). El aislamiento y la baja densidad de población de esta tierra la ha convertido en una importante reserva natural donde lobos, ciervos, corzos y jabalíes son abundantes.

El paisaje de la Sierra de la Culebra favorece la observación del lobo ibérico (Canis lupus signatus): valles abiertos y amplios, con zonas de vegetación baja y una extensa red de pistas y cortafuegos.


Las esperas para la observación del lobo se realizan al amanecer y al anochecer, cuando la fauna está más activa. Tienen una duración aproximada de tres horas y consisten en intentar observar al lobo desde un lugar elevado con un equipo óptico de alta gama. Encontramos varias empresas que realizaban este tipo de actividad, sin embargo nos decantamos por Lobisome naturaleza.

Una espesa niebla se instaló en toda la sierra durante los días de nuestra visita. Intentamos realizar la actividad en dos ocasiones pero, las condiciones meteorológicas adversas, nos lo impidieron. Antes de regresar, lo probamos de nuevo. El día amaneció sin niebla y pudimos realizar la actividad. Nos levantamos muy temprano, para salir con el coche en dirección al interior de la sierra. Cargados con mochilas, trípodes y telescopios nos dirigimos hacia el punto de observación.

El avistamiento de lobos no se garantiza ya que hablamos de animales salvajes en total libertad y no se influye en su conducta. Ver un lobo supone un extra a una actividad que es toda una experiencia.


No tuvimos suerte y no avistamos ningún lobo. No obstante, vimos muchos ciervos (Cervus elaphus). Por la tarde realizamos un taller donde nos enseñaron a interpretar rastros de lobo. Después regresamos, otra vez, al puesto de observación para realizar otra espera durante el atardecer.


0 comentaris: