domingo, 24 de octubre de 2010

Senderismo por el cañón Ásbyrgi. Islandia - Hiking trail at Ásbyrgi. Iceland

Standard

El Parque Nacional Jökulsárgljúfur está situado en el cinturón del norte de Islandia, en una de las más volcánicas más activas del país. Cuenta con los cañones más espectaculares de la isla. La traducción literal de Jökulsárgljúfur es “Cañón del río Glaciar”. Los cañones del río tienen alrededor de 25 km de largo y se parecen a los grandes cañones de Arizona. Es una zona con una gran biodiversidad, cuenta con 230 especies de plantas registradas.

Parque Nacional de Jökulsárgljúfurh
IS-671 Kópasker
Web: www.ust.is


La entrada al parque está junto la garganta de Ásbyrgi. Mide 1 km de ancho por 3 de largo. Su entrada está dividida por una meseta llamada Eyjan ("la isla") y las paredes de los acantilados miden por lo menos 100 metros de alto. Al fondo de Ásbyrgi hay un pequeño lago. 

Una leyenda cuenta que este lugar se formó cuando Sleipnir, el caballo de Oðin, pisó con uno de sus pies la tierra. Los científicos mantienen que la formación del enorme cañón se debe a una inundación relativamente reciente causada por una erupción bajo el glaciar Vatnajökull y el consiguiente deshielo.

 En este lugar sólo hay el centro de visitantes y una gasolinera-cafetería-restaurante-tienda de souvenirs en la que se come muy bien y a buen precio. Nosotros comimos los dos días y repetimos el plato de cordero. Estaba buenísimo!!!!

Durante dos día recorrimos este parque. Realizamos una ruta que va de la entrada el parque hasta hasta una zona de acampada llamada Vesturdalur. Son unos 12 km y el recorrido está bien señalizado con unas postes pintados de amarillo.


Comentaros que el tiempo no nos fue muy favorable ya que una fina y persistente lluvia fue nuetra compañera de ruta. Al cabo de media hora ya teniamos los pies totalmente mojados. El problema no fue ni la lluvia ni las botas sino la vegetación. Son plantas que llegan a la altura de la rodilla y el agua nos entró por allí, por la parte superior de la bota. Por este motivo, no os olvidéis de las polainas si decidís realizar este ruta. A pesar de llevar los pies mojados, la experiencia valió la pena, Ásbyrgi es un lugar único y sobrecogedor. Si queréis paz y desconectar es el lugar apropiado.

Ya cerca de Vesturdalur se encuentra Hljóðaklettar ("Rocas del Eco", en islandés). Es un conjunto de formaciones volcánicas de hace unos 8.000 años. Se encuentra a 8 km al sur de la desembocadura del cañón Jökulsárgljúfur. Esta lleno de formaciones basálticas de formas hexagonales.


Desde este lugar llegar hasta el valle de Vesturdalur es relativamente rápido. Pasamos la noche en la zona de acampada de Vesturdalur.


Al día siguiente decidimos volver por otro camino y seguimos otro sendero que, más adelante se une al camino principal.

Terminamos con un álbum de fotos de este lugar. Podréis apreciar la gran belleza del cañón Ásbyrgi. Simplemente impresionante. No os perdáis sus vistas. Además en el fondo de este cañón es el único lugar de la zona donde podréis ver árboles.

2 comentaris: