jueves, 11 de septiembre de 2014

Portillón de Benasque e Ibones de Villamuerta. Pirineo aragonés

Standard

Para empezar, nos dirigimos hacia el Llano del Hospital siguiendo la carretera que parte de Benasque (pirineo aragonés), lugar donde aparcamos el coche. Empezamos la excursión en este punto. Primero subiremos al Portillón, o puerto de Benasque, para seguir hacia los ibones de Villamuerta y terminaremos la ruta en la Besurta. Desde allí el autobús del parque nos llevará de regreso al coche.


El Portillón de Benasque (2.444 m) es un estrecho paso de unos quince metros de longitud entre el pico Salvaguardia y el Pico de La Mina. Este paso ha sido durante siglos el paso transfronterizo entre España y Francia más transitado de la zona. El paso de El Portillón no es del todo natural ya que fue ampliado por el hombre para que fuese más grande la puerta hacia el otro valle.

El ascenso desde el Llano del Hospital hasta el Portillón se realiza por una sendero muy claro y en continua subida. Primero avanzamos por junto al río y recorremos toda la pleta herbosa hacia su cabecera. A continuación, empieza el duro ascenso, la senda comienza a zigzaguear por el barranco de la Peña Blanca. Sobre los 2.400 m llegamos a una zona de praderas llena de nombres escritos con piedrecitas blancas. El camino gira bruscamente a la izquierda. Queda poco más de un cuarto de hora hasta el collado. Desde el Portillón puede verse de frente la máxima altitud de todo el Pirineo, el pico Aneto.

Barranco de la Peña Blanca

Portillón de Benasque

A continuación, regresamos a la pradera y seguimos en dirección les Marrades, una zona el camino descidende fuerte y zigzaguea para salvar el desnivel. Antes cruzamos una pequeña zona con lagunas conocida como Clots del Puerto.

Clots del Puerto


Para llegar a los ibones de Villamuerta no debemos descender completamente por les Marrades, hay que tomar un desvío, poco evidentes, que sigue por el lateral de la montaña. Hay que improvisar un poco el camino. Nos ayudará tener a la vista los ibones de Villamuerta. Ya cerca de los lagos encontramos mojones de piedra que van marcando el camino.

Ibón inferior de Villamuerta

Para acceder al ibón superior debemos continuar por la senda que asciende junto al torrente de agua procedente del mismo. Llegamos al ibón superior de Villamuerta. Continuamos hacia el ibón inferior deshaciendo el camino. Si seguimos el torrente no tiene pérdida. Desde el ibón inferior de Villamuerta una senda en muy buen estado y muy bien señalizada nos llevará en una 10 minutos hasta la La Besurta, donde terminamos la excursión.

Ibón superior de Villamuerta

Terminamos con las fotos de esta ruta.


0 comentaris: