jueves, 9 de octubre de 2014

Ruta por la Serra de les Torretes. Martorell

Standard

En esta ocasión nos escapamos a Martorell (Baix Llobregat) y realizamos una ruta por la Serra de les Torretes, en el extremo norte del macizo del Ordal. Esta sierra está poblada por una multiplicidad de fortificaciones que demuestran su importancia defensiva hasta épocas muy recientes.

Empezamos la ruta en la estación de RENFE de Martorell, cruzamos el río Llobregat por el Pont del Diable (puente del diablo), construido en época romana. Cruzamos esta localidad subiendo por la calle de la Muntanya hasta el final, justo debajo de la autopista AP2, donde hay un aparcamiento. De aquí sale un camino con indicadores y empezamos a subir la Serra de les Torretes para encontrar dos torres de origen romano: la torre Griminella y la torreta del Clos.

La primera que sale a nuestro paso es la torre Griminella o torre Petita. Esta construcción es muy probablemente de origen romano y debería vigilar el paso de la Vía Augusta por el Pont del Diable. Tiene planta cuadrada y está hecha con la técnica del opus quadratum.

Torre Griminella o torre Petita

Seguimos adelante y, al cabo de poco rato, encontramos la torreta del Clos o torre Gran, también posiblemente de origen romano, reedificada en 1874 con motivo de la tercera guerra carlista.

Torreta del Clos o torre Gran

Continuamos nuestra ruta dirigiéndonos hacia el castell de Rosanes, un antiguo castillo en el límite de los municipios de Martorell y de Castellví de Rosanes , cuyos restos están a 252 m alto en la cima del turó d'en Peiret, que domina por el sur la localidad de Martorell. El castillo fue destruido el 1714 por las fuerzas filipistas durante la Guerra de Sucesión tras haber obligado a sus defensores a abandonarlo. Del recinto medieval han quedado restos de muralla de los siglos IX-X y un par de torres rectangulares, junto con vestigios de una capilla y otras dependencias construidas durante los siglos XIII-XIV.

Castell de Rosanes

A continuación, seguimos nuestra ruta hacia la vertiente sur de la Serra de l'Ataix donde se encuentran los restos de la explotación minera de plomo más importante de la provincia de Barcelona: las minas de plomo "La Martorollense"; una mina que ya había sido explotada por iberos y los romanos. Lo que se extraía era la galena (sulfuro de plomo), mineral muy pesado de color gris brillante que aparece generalmente ocupando grietas en la roca. Este lugar era conocido desde muy antiguo como la Argentera debido a que junto con la galena aparecían pequeñas cantidades de plata.

Minas de plomo "La Martorollense"

Lo primero que nos llama la atención es que todos los edificios e instalaciones están hechos de ladrillo visto. El edificio principal del nivel superior acogía dos máquinas de vapor, así como las conducciones subterráneas de evacuación de los humos procedentes de ellas. Además, la energía que proporcionaban permitía extraer el mineral así como expulsar el agua que inundaba las galerías. Apartada del edificio de la maquinaria, se encuentra, en bastante buen estado, la chimenea de extracción de gases del horno donde se fundía la galena.


Tras visitar este recinto, regresamos a Martorell por el mismo camino. Terminamos con el álbum completo de las fotos de esta ruta.

0 comentaris: