sábado, 25 de abril de 2015

Del poblado de Nesrate a las dunas Tidri por la hamada del Draa. Marruecos

Standard

En la jornada anterior, llegamos al poblado del Nesrat desde Marrakech a través del puerto de Tizi-N-Tichka. Montamos el campamento en una zona de dunas de Nesrate. Allí, nos encontramos con nuestros camelleros y sus monturas que nos acompañarán durante todo el recorrido.

Al día siguiente, desayunamos y empezamos la marcha. En esta primera etapa avanzaremos por dunas, palmerales y por la hamada del Draa hasta las dunas de Tidri. Anduvimos unos 17 km (6 horas).


El valle del Draa es una de las puertas al desierto del Sáhara. En esta primera etapa cruzaremos el palmeral de Nesrate donde palmeras y dunas se entremezclan con armonía. El elemento más representativo del valle son las palmeras datileras que crecen por miles. En los palmerales descubriremos el sistema de riego que abastece de agua los cultivos.

Dunas de Nesrate

Tras una zona de dunas y palmerales, proseguimos a lo largo de la hamada del Draa, la mayor hamada del mundo. 


Hamada del Draa

Cruzamos el palmeral de Sidi Saleh y el río Draa. El río Draa, es el río más largo de Marruecos. Nace en el Alto Atlas y desemboca en el océano Atlántico. A pesar de encontrarnos en una zona muy árida, sorprende encontrar muchos tamariscos. Esto es debido a que son árboles muy resistentes a climas extremadamente secos.


Río Draa

Salvamos el río Draa y continuamos en dirección a las Dunas de Tidri pasando por varias zonas de cultivo y algún pueblo abandonado que sirven de refugio para los nómadas en trashumancia.


Tras una larga travesía final por dunas, llegamos a las dunas de Tidri situadas en medio de la nada. El guía nos comentó que hace muchos años había un poblado en esta zona. Las duras condiciones del desierto contribuyeron a que, poco a poco, se despoblara y fuera desapareciendo. Hoy en día, no hay casi ningún indicio de su existencia.

Acampamos den una zona de dunas delante de las montañas TidriTras montar la tienda exploramos los alrededores y encontramos varios ejemplares de escarabajo negro (Pimelia sp.).

Campamento situado delante de las montañas Tidri

Terminamos el día viendo una espectacular puesta de sol y disfrutando de la inmensidad del desierto.

Atardecer en la dunas Tidri (Marruecos).
Posted by Travel Photobox on Domingo, 15 de marzo de 2015


Cuando anocheció en las dunas Tidri empezó a soplar una pequeña brisa que fue aumentando a medida que avanzaba la noche. Llegó un momento en que las rachas de viento fueron tan fuertes que desmontaron parte de nuestra tienda. Por la mañana, la intensidad bajó y vimos cómo había quedado nuestra tienda.



En este álbum podéis ver todas las fotos que realizamos durante esta jornada.

0 comentaris: